El Fondo Monetario Internacional dijo que el sistema financiero global hoy es más vulnerable que en cualquier otro momento desde el 2008 a una crisis financiera.

El riesgo de los bancos y mercados financieros aumentó en los últimos meses, dijo el miércoles en un informe la entidad crediticia. La crisis europea de la deuda soberana afectó a su sistema bancario hasta el punto de que quizá reduzcan el crédito para acumular reservas, lo que amenaza el crecimiento de la región.

Mientras tanto, aumentan las dudas de que los legisladores estadounidenses puedan lograr un consenso político necesario para reducir sus crecientes déficit presupuestarios. Esos galopantes déficit fueron la razón por la que la entidad de valoración de riesgos Standard & Poor's redujo el mes pasado la calidad crediticia de Estados Unidos a largo plazo.

Los líderes europeos deberían adoptar rápidamente un acuerdo logrado en julio que dote de mayor flexibilidad el fondo regional de rescate, mientras que Estados Unidos y Japón deben reducir sus déficit, dijo el FMI.

"Los riesgos son grandes y se está agotando el tiempo para encarar la vulnerabilidad que amenazan 3l sistema financiero global y la recuperación económica", dijo el FMI en su informe semestral sobre la Estabilidad Financiera Global.

El informe es la segunda advertencia en otros tantos días. El martes el FMI redujo su pronóstico de crecimiento económico global, de Europa y Estados Unidos en el 2011 y 2012.

Los 187 miembros de la entidad efectuaron este fin de semana su asamblea anual en Washington.

El FMI aumentó sus presiones para que Europa soluciones sus problemas financieros, que la entidad considera una grave amenaza para la economía global. Las rencillas políticas entre los líderes europeos han imposibilitado el alcance de una solución sostenible, dijo el informe.

El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo el martes que "Europa debe encarar sus problemas".

El FMI aprobó 41.000 millones de dólares a los 150.000 millones del crédito de contingencia otorgado a Grecia en mayo del 20101. Los inspectores de Fondo y el Banco Central Europeo examinan los avances logrados por el gobierno socialista heleno, que consideran insatisfactorios.

Los mayores bancos europeos, que poseen grandes sumas de bonos griegos y de otras naciones en apuros, deberían aumentar sus reservas de capital, según el FMI, lo que les protegería en caso de una bancarrota helena.

En Estados Unidos, los legisladores deberían adoptar medidas para mejorar la situación financiera de las familias estadounidenses, dijo el informe.