Un gol marcado por el delantero holandés Danny Koevermans permitió al Toronto FC derrotar 1-0 al Tauro de Panamá en la cuarta jornada de la Liga de Campeones de la Concacaf y mantenerse con vida dentro del Grupo C.

La acción de Koevermans iba a llegar al minuto 40 cuando el jugador holandés remató de cabeza un balón que le había puesto en el área del Tauro el estadounidense de origen bosnio Peri Marosevic.

Koevermans acertó a tocar el balón de espaldas al marco defendido por el portero colombiano del Tauro, Álvaro Anzola, para lograr el tanto que iba a ser decisivo.

La victoria permitió al Toronto FC llegar a los seis puntos y colocarse segundo del Grupo C, pero con un partido más que el FC Dallas, líder con siete, y los Pumas de la UNAM, de México, que mañana se enfrentan al equipo tejano en el estadio Pizza Hut Park, de Frisco (Texas), son terceros con cuatro.

El partido no tuvo demasiada calidad futbolística porque ninguno de los dos equipos supo manejar bien el balón y por lo tanto no hubo grandes ocasiones de gol, aunque las mejores estuvieron siempre del lado del club canadiense, que salió a exponer más con el fútbol de ataque.

El triunfo fue justo para el Toronto FC, que recuperó las esperanzas de poder clasificar a los cuartos de final de la competición más importantes de equipos de la Concacaf.

El Toronto FC decidirá su suerte recibiendo a los Pumas en su campo del BMO Field, la próxima semana, y luego visitando, en octubre, el Pizza Hut Park del FC Dallas.

El Tauro, que sólo tiene dos puntos y ocupa el último lugar de la clasificación, jugará la próxima semana en su campo ante el Dallas FC y cerrará la fase de grupos ante los Pumas de la UNAM.