El presidente José Mujica podría gestionar frente a su par de Brasil, Dilma Rousseff, que Uruguay sea excluido de las nuevas disposiciones arancelarias decididas por el gobierno brasileño en el rubro automotriz y que generarán problemas en las exportaciones uruguayas hacia ese mercado.

Según la página web de la presidencia, Mujica indicó que, antes de iniciar una acción personal, abordará el tema con su Cancillería.

Previamente, el presidente uruguayo había admitido frente a los periodistas sentir "algún escozor" por la medidas brasileñas.

"Creo que no hay ninguna preocupación de carácter fundamental, (solamente) algún escozor", indicó Mujica tras participar en el aniversario del Instituto de Desarrollo Agropecuario de Chile (Indap), celebrado en la sede del Mercosur (Mercado Común del Sur), la unión aduanera que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

"No creo que las medidas que tome Brasil vayan dirigidas hacia nosotros. Más bien creo y considero que deben de estar en un contexto defensivo hacia la economía fuera del Mercosur", añadió.

Brasil aumentó en los últimos días al 30% el impuesto que aplica a los vehículos importados.

Uruguay procuraría quedar fuera de esa disposición, según anunció la prensa.

El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, explicó a que Brasil lleva a cabo un programa de incentivo a su industria automotriz y, en ese marco, estableció condiciones que diferencian su producción nacional respecto a la de otros países.

Señaló que los nuevos parámetros, que estarían vigentes hasta fin de año, prevén que "lo producido tenga una fábrica en el país, de que un 65% de los componentes sean nacionales y que haya un porcentaje de investigación y desarrollo. Así, promociona a la industria automotriz exonerándola de impuestos", indicó.

Además, señaló que espera reunirse con el ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel, "para que podamos tener un mismo sistema por el cual las empresas que se encuentran instaladas en Uruguay accedan al mismo sistema impositivo y no haya una diferenciación.

En 2010, las exportaciones totales de vehículos uruguayos al exterior sumaron 103 millones de dólares, la mayoría de ellas tuvieron como destino a Brasil, mientras que la venta de autopartes al exterior representó un total de 228 millones de dólares.

En Uruguay hay unas 40 empresas de armado de vehículos y fabricación de autopartes.