Tres años después de lanzar el coche más barato del mundo, el Nano, el grupo indio Tata ha presentado uno de los más caros: un prototipo de ese modelo revestido de oro y piedras preciosas y valorado en 4,5 millones de dólares.

"Queremos rendir homenaje a los 5.000 años de historia que las joyas tienen en la India, y para diseñar el coche hemos usado 14 técnicas de joyería", dijo hoy a Efe el portavoz de la compañía de joyas Goldplus, Gaurav Khanna, perteneciente al grupo Tata.

Para este modelo, concebido como una estrategia de promoción de Goldplus, la compañía ha utilizado 80 kilogramos de oro de 22 kilates, quince kilos de plata, y piedras preciosas -como diamantes, perlas, rubíes o esmeraldas- y semipreciosas.

El Nano, un utilitario que fue presentado por Tata en su día como el "coche más barato del mundo", tiene actualmente un precio de 2.900 dólares, pero sus ventas están siendo bajas -1.202 unidades en agosto- debido a, dicen sus críticos, fallos en la seguridad.

Goldplus, también propiedad del grupo, ya había usado en el año 2008 veintidós kilos de oro para crear la pulsera más grande del mundo, y ahora, afirmó Khanna, eligió el Nano para simbolizar "las ambiciones de la nueva India y del ciudadano común".

"Pese a que el oro se asocia al lujo, en la India las familias de clase media lo tienen mucho más presente que en otros lugares, e invierten en oro sus ahorros. El oro y el Nano llaman al mismo tipo de público", defendió Khanna.

El coche, presentado este lunes por la noche en la ciudad de Bombay (oeste) con la presencia entre otros del presidente del grupo, Ratan Tata, será mostrado durante seis meses en los distintos establecimientos de Goldplus, todos ellos en el sur de la India.

"Por razones de seguridad, no puedo entrar en la logística de cómo lo vamos a transportar. Pero si te pusieras al volante, nuestro Nano de oro correría", concluyó Khanna.