El ministro colombiano de Minas y Energía, Carlos Rodado, renunció hoy al cargo ante el presidente Juan Manuel Santos, que le aceptó la dimisión y lo designó embajador de su país en Argentina.

Santos también anunció que el extitular de Transporte Mauricio Cárdenas sucederá a Rodado, cuyo relevo es el segundo en el equipo que acompaña al gobernante desde su llegada al poder en agosto de 2010.

La labor de Rodado fue "muy satisfactoria, muy positiva", aseguró el presidente al despedir al funcionario saliente y darle la bienvenida a su sucesor en la Casa de Nariño, la sede del Ejecutivo en Bogotá.

El gobernante resaltó que, durante el último año, la producción petrolera del país "creció en forma récord" hasta los 957.000 barriles diarios, tendencia que le permitirá a Colombia llegar en breve a la meta del millón de barriles, mucho antes de lo previsto.

Tras anunciar que designaba a Rodado como embajador en Argentina, Santos informó del nombramiento del economista Cárdenas en Minas y Energía, sector clave en el programa gubernamental del jefe del Estado.

Además de ministro de Transporte en el primer año del ahora expresidente conservador Andrés Pastrana (1998-2002), Cárdenas ha sido director del Departamento Nacional de Planeación, gerente general de la Empresa de Energía de Bogotá y director de la fundación privada Fedesarrollo.

En la actualidad, el designado ministro ejerce como director de la Iniciativa para América Latina del Instituto Brookings.

El relevo es el segundo en el equipo que acompaña a Santos desde que asumió el cargo, como sucesor de su correligionario Álvaro Uribe (2002-2010).

El primero en dimitir fue Rodrigo Rivera, quien ocupó el Ministerio de Defensa hasta el pasado 31 de agosto, cuando renunció por razones, al parecer, personales.

En su lugar, Santos designó a Juan Carlos Pinzón, quien ejercía como secretario general del Ejecutivo.