El presidente Sebastián Piñera dijo el martes que Chile tiene la capacidad para enfrentar una nueva crisis internacional, pero que no es inmune a sus posibles efectos.

"Afortunadamente Chile tiene muchas fortalezas. Tenemos una economía sana, fuerte, firme, que está creciendo con mucha fuerza", expresó el mandatario durante una ceremonia en que se otorgaron beneficios a las pequeñas y medianas empresas.

Según proyecciones del Banco Central, este año la economía chilena crecerá en torno del 6%. El año pasado el Producto Interno Bruto (PIB) aumentó en 5,2%. Otros indicadores como el desempleo y la inflación también son favorables. Mientras el desempleo se sitúa actualmente en 7,5%, el aumento de los precios este año será de 3,3%

Piñera señaló, sin embargo, que "no estamos blindados frente a lo que pase con la economía mundial, porque somos una economía abierta, integrada al mundo", ante la advertencia de los analistas que proyectan una nueva crisis mundial como la de 2009.

Ese año las autoridades chilenas también señalaron que la economía estaba en condiciones de enfrentar la crisis internacional, pero se registró una recesión y el PIB cayó 1,5%.