El ministro de Finanzas Evangelos Venizelos sostendrá el martes conversaciones de gran importancia con los inspectores internacionales de la deuda del país por segundo día, mientras que el gobierno trata de asegurar las próximas cuotas de pago de su préstamo que le impedirán caer en mora el próximo mes.

Venizelos tendrá una teleconferencia el martes por la noche con funcionarios de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo a fin de convencerles que el país cumplirá con los duros objetivos presupuestarios prometidos a cambio de recibir fondos de rescate financiero.

Desde mayo del 2010, Grecia ha dependido de un paquete de rescate de 110.000 millones de euros (150.000 millones de dólares) a fin de seguir pagando los intereses de su deuda y salarios y pensiones en su país. Sin el pago de la próxima cuota, por un valor de 8.000 millones de euros, el país solo tiene fondos suficientes para sobrevivir hasta mediados de octubre.*