Comisionados del condado de Miami-Dade se oponen a que haya una ley migratoria similar a la de Arizona en Florida y quieren que Tallahassee presione al Congreso federal para que apruebe en su lugar una ley integral sobre la materia.

El martes, la comisión aprobó una resolución que se opone a cualquier ley estatal que se asemeje a la SB1070 de Arizona. Legisladores de Florida debatieron varias iniciativas de ley de inmigración la sesión pasada, pero nunca aprobaron una versión final. El gobernador Rick Scott ha dicho que espera intentarlo nuevamente en este período legislativo.

Comisionados señalaron que más de la mitad de residentes del condado nacieron en el extranjero y casi dos terceras partes son hispanos, y podrían ser afectados por una ley que exija que los inmigrantes porten documentos de identificación, o que otorgue a la policía amplia libertad de acción para interrogar a una persona sobre su estatus de inmigración.

La resolución señala además que la ley de Arizona le ha costado a ese estado más de 700 millones de dólares y ha sido bloqueada parcialmente por un juez federal.