El ejército capturó a otros dos sospechosos de participar en el ataque incendiario del casino donde murieron 52 personas el mes pasado en el norte de México.

La Secretaría de la Defensa Nacional informó el martes sobre la detención de Jonathan Estrada Pérez, alias "Tita", y Tomás Barbosa Sánchez, alias "Tomy", ocurridas el domingo en un bar de Monterrey, ciudad donde ocurrió el atentado el 25 de agosto.

Estrada y Barbosa son dos de los presuntos involucrados que la Procuraduría General de la República había señalado en días anteriores.

La secretaría informó que los dos sospechosos manifestaron a las autoridades ser miembros del cártel de drogas Los Zetas y haber participado en el incendio.

La Procuraduría ofreció hace dos semanas 15 millones de pesos (1,3 millón de dólares) por información que permita capturar a una lista de implicados en el letal ataque que el presidente Felipe Calderón llegó a catalogar como "terrorismo".

El incendio provocado en el Casino Royale fue uno de los peores ataques que ha sufrido México desde que emprendió la guerra contra el narcotráfico. Hombres armados ingresaron y arrojaron gasolina en el local que a continuación incendiaron. Jugadores y empleados quedaron atrapados dentro y se asfixiaron. La mayoría de las víctimas fueron mujeres.

Un policía estatal y otros cinco presuntos miembros del cartel de Los Zetas se encuentran presos como presuntos responsables del atentado. Los padres y un hermano del policía detenido fueron asesinados recientemente.