Grupos de defensa de los inmigrantes llamaron a las autoridades federales a investigar la forma en que los latinos en Shelbyville son tratados por las agencias del orden locales y federales.

La semana pasada, varias organizaciones sin fines de lucro realizaron una audiencia en la que residentes latinos se quejaron de que eran víctimas de detenciones ilegales.

El sábado, agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas se presentaron en las casas y negocios de al menos dos personas participantes en la organización de la audiencia, de acuerdo con testigos. Ninguna de ellas fue arrestada.

Activistas creen que las redadas buscan intimidar a los hispanos locales para que no vuelvan a presentar denuncias.

El portavoz de inmigración Temple Black dijo en una declaración enviada por correo electrónico que las acusaciones de que las redadas eran represalias "carecen de base". Black dijo que en las redadas fueron arrestados tres criminales convictos.