La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó hoy su preocupación por la estrategia del Gobierno de Ecuador de seguir "lesionando la libertad de prensa" en el país y presionar para que los periodistas independientes y críticos reciban "castigos ejemplares y se autocensuren".

La organización reaccionó así a la ratificación hoy de la condena contra El Universo, tres de sus directivos y Emilio Palacio, exeditor de opinión de ese diario, por un tribunal de apelaciones de Ecuador.

La sentencia ordena el pago de 40 millones de dólares y tres años de prisión para cada uno de los acusados por una demanda por injurias presentada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

"No nos sorprende este fallo predecible, que se da en un país donde una parte de la Justicia parece subordinada al poder político, en especial cuando se trata del primer mandatario, quien ya ha dado muestras de manipulación judicial, lo que quedó en evidencia el 20 de julio pasado", afirmó el presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín.

Marroquín, presidente del periódico guatemalteco Siglo 21, se refirió así en un comunicado a un proceso judicial "urgido y repentino", dijo, por el que el juez ecuatoriano Juan Paredes "redactó una condena de más de 150 carillas, basada en un expediente de cinco mil páginas, en un tiempo récord de doce horas, para luego renunciar a su cargo".

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Robert Rivard, también se mostró "molesto y consternado" por declaraciones previas de Correa, quien "en sus discursos sabatinos" trata de "imponer castigos ejemplares" contra los medios críticos e independientes que él considera "corruptos y alejados de la revolución ciudadana".

"Todo aquel que discrepa de su opinión o manifiesta críticas contra el presidente termina siendo sorprendido por demandas extravagantes"", agregó Rivard, del diario estadounidense San Antonio Express-News.

La SIP confía en que en última instancia la Corte Suprema de Justicia de Ecuador será la encargada de velar por los intereses y los principios de la libertad de prensa y expresión, que deben primar en una democracia y que el Estado se ha comprometido en garantizar, dijo.

Marroquín y Rivard recordaron que las figuras públicas deben estar más expuestas a las críticas y sostuvieron que quienes ejercen ese derecho a criticar deben contar con las garantías de blindaje constitucional y legal para hacerlo.

"La imposición de la pena de cárcel y la indemnización millonaria demuestra a las claras que estamos ante un fallo burlón, desproporcionado que busca censurar o, al menos, imponer la autocensura a todos los periodistas y medios independientes", agregó la SIP.

En declaraciones a Efe, Palacio afirmó hoy que la Justicia de Ecuador ha sido "manoseada de forma impúdica" por Rafael Correa, al que calificó de "dictador".

"La sentencia ya estaba preparada por un Gobierno que le da las órdenes a la Justicia. Los jueces lo único que han hecho es poner su firma", señaló el exjefe de opinión de El Universo.