El Gobierno indio condenó "rotundamente" el atentado que acabó hoy en Kabul con la vida del expresidente afgano y jefe del Consejo de Paz de ese país, Burhanudín Rabbani, y dijo que silencia "una voz poderosa".

"Trágicamente, las fuerzas del terror y el odio han silenciado otra voz poderosa de la razón y la paz en Afganistán en un acto de gran brutalidad", declaró el ministro indio de Asuntos Exeriores, S.M. Krishna, según un comunicado.

Krishna recordó los encuentros recientes que mantuvo con el expresidente de Afganistán, el último hace dos meses en Nueva Delhi, "en el que compartió su visión de un armonioso y próspero Afganistán".

El jefe de la diplomacia india ofreció sus condolencias a la familia de Rabbani y al pueblo afgano y afirmó que el Gobierno y el pueblo de la India apuestan por la democracia en Afganistán y por conseguir su pacificación.

La India, uno de los principales aliados del Ejecutivo de Afganistán en la región, ha contribuido enormemente a la reconstrucción de este país desde la caída del régimen talibán.