El fundador de un coro de niños en Nueva York, un arquitecto de rascacielos en Chicago y un científico de Carolina del Norte que estudia cómo prevenir conmociones relacionadas con el deporte figuran entre los 22 favorecidos con la "subvención para genios" de la Fundación MacArthur.

Las becas de 500.000 dólares para 2011 fueron anunciadas el martes por la Fundación John D y Catherine T. MacArthur con sede en Chicago. Los ganadores en general no saben que son candidatos para los premios anuales y a menudo se enteran de que han ganado tras un llamado telefónico que les informa que recibirán el premio a lo largo de cinco años.

"Me quedé mudo y hasta lloré", dijo Francisco Núñez, de 46 años, fundador del Coro de Jóvenes de la Ciudad de Nueva York. Núñez acababa de participar en una reunión de la junta "muy estresante" cuando recibió la noticia procedente de un número telefónico desconocido.

"Recibí este llamado de un caballero", afirmó. "Me dijo que hiciera lo que estuviese haciendo, debía salir y pasar a una habitación privada. Empecé a temblar", agregó.

Los beneficiados pueden gastar el dinero como quieran, pero muchos como Núñez dicen que el honor del premio los hace concentrar en lo que podrían lograr en sus respectivos terrenos de actividad en el caso de tener los medios y ahora los tienen. Sus programas de coros suman más de mil cantantes jóvenes.

"Siento que tengo una oportunidad y un desafío de pensar en algo grande", agregó. La fundación lo premió por "configurar el futuro del canto coral para los niños".

El presidente de la Fundación MacArthur, Robert Galluci, dijo que la cualidad más atractiva para otorgar los premios es la creatividad.

"Esperamos dar a esta gente la oportunidad que de otros modos no habrían tenido para promover su área o interés y permitir que el espíritu que los ha impulsado tenga la libertad para lograr más en el futuro", agregó Galluci. "Aquí apuntamos al futuro".

Al igual que en años anteriores, una amplia variedad de terrenos está representada en la lista de ganadores, incluso artes y ciencias. La lista de este año incluye a un ex poeta laureado, un abogado por los derechos de los ancianos, un geneticista, un percusionista de jazz y un biólogo.

La fundación se basa en cientos de personas anónimas que sugieren nombres para las listas. Los candidatos sólo son aceptados de esas listas de postuladores anónimos.

Los ganadores suelen afirmar que no tienen idea de quién los postuló. Los nombres son entregados a un comité de selección de una decena de miembros anónimos. Se reúnen regularmente para revisar las postulaciones, reducir la lista y formular sus recomendaciones finales a la junta directiva de la fundación.

Con la de este año, la fundación ha otorgado 850 subvenciones desde 1981.

___

En la red:

Fundación MacArthur: http://www.macfound.org/