El gobierno de Italia criticó a Standard & Poor's por la degradación de la calificación de su deuda, alegando que no está en contacto con la realidad y comprometiéndose a que las medidas de austeridad aplicadas al país pronto darán sus frutos.

S&P dijo que redujo la calificación de la deuda soberana de corto y largo plazo de Italia del nivel de "A+/A-1+" a "A/A-1". Los factores principales que contribuyeron a la decisión están relacionados con la política y la deuda del país europeo, explicó.

En una declaración publicada el martes, el gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi dijo que tenía una sólida mayoría en el Parlamento, que recientemente había aprobado medidas para balancear el presupuesto para el 2013 y para reducir su deuda a través de aumentos tributarios y recortes del gasto público.

Destacó que la degradación parecía estar "contaminada" por consideraciones políticas.

La agencia calificadora tiene una perspectiva negativa sobre la calificación crediticia de Italia. Según S&P, las diferencias políticas posiblemente restringirán la capacidad de Italia para dar una respuesta eficaz a su crisis de deuda.

Italia padece las secuelas de una carga desmedida de deuda al tiempo que su gobierno es presionado para que aplique medidas de austeridad que contengan el gasto público.

Pero S&P dijo que una menor expansión económica posiblemente limite la efectividad del programa de consolidación fiscal de Italia.