Por lo menos 11 personas desaparecieron cuando sus humildes viviendas fueron soterradas por un deslave en la región noroeste del país.

El vocero de los bomberos, Mariano Laz informó que el alud se registró la madrugada del martes en el caserío el Manantial, en el departamento de Huehuetenango y a unos 420 kilómetros de la capital.

"Fueron 4 viviendas las que quedaron soterradas por el deslave, se ha rescatado a un niño de 9 años y a quién creemos es su padre de 40 años", dijo Laz. Agregó que hay 11 personas desaparecidas.

Rony Urizar, vocero del Ejército, dijo a la AP que se ha desplegado tropa para la búsqueda de desaparecidos.

"Se apoyó con un helicóptero para trasladar a miembros de la Conred (Coordinadora Nacional de Desastres), una unidad humanitaria de rescate, y equipo de evaluación de daños" dijo.

Guatemala está en su época de invierno, y usualmente el mes de septiembre es el más copioso en lluvias.

Huehuetenango es un área montañosa y las casa en el lugar son fabricadas con ladrillos hechos con adobe.