La supermodelo brasileña Gisele Bundchen, esposa del quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra Tom Brady, fue detenida por conducir con exceso de velocidad y recibió una advertencia verbal de la policía estatal de Massachusetts.

David Procopio, vocero de la policía estatal, dijo que Bundchen viajaba a 70 mph por la Ruta 6 en Barnstable, donde la velocidad máxima permitida es de 55 mph, cuando fue detenida el sábado.

Procopio dice que dos niños iban con ella en su camioneta Cadillac, ambos con el cinturón de seguridad debidamente abrochado.

El agente le recordó a Bundchen que el límite es de 55 en la Ruta 6, y la dejó ir.

Procopio dijo que la modelo no recibió ningún trato especial. El mismo agente le dio a otros cuatro conductores advertencias verbales esa tarde. A otros 20 les dio citaciones por escrito, pero esos conductores cometieron otras faltas además de viajar con exceso de velocidad.