El abogado de dos estadounidenses presos en Irán acusados de espionaje se encuentra el martes en una corte para buscar una importante firma a fin de que sus clientes puedan salir libres bajo fianza.

Shane Bauer y Josh Fattal fueron detenidos en la frontera entre Irak e Irán en 2009. Los tribunales iraníes han considerado un acuerdo para suspender sus sentencias a ocho años en prisión y liberarlos a cambio de una fianza de 500.000 dólares cada uno.

Su abogado iraní Masoud Shafiei acudió el martes a la corte a la espera de la llegada de un juez cuya firma en los documentos es clave. El acuerdo estaba en suspenso porque el magistrado estaba de vacaciones.

Los dos estadounidenses niegan haber actuado mal. Sus familias aseguran que sólo estaban de excursión en el Kurdistán, una pintoresca y relativamente pacífica región al norte de Irak donde ellos accidentalmente pudieron haberse perdido en la frontera con Irán que no está marcada.