La economía de México crecerá un 3,8% este año y un 3,6% en 2012, a consecuencia de la ralentización, mayor de lo esperada, de países como Estados Unidos, según un informe semestral divulgado hoy por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI calculó que la economía de México crecerá en 2011 nueve décimas menos que la proyección anterior; y en 2012, cuatro décimas por debajo del cálculo anterior divulgado hace tres meses.

El informe "Perspectivas Económicas Mundiales" del FMI indicó que el crecimiento económico de México fue "bien sólido durante la primera mitad del año, pese a un débil crecimiento estadounidense y a los efectos del terremoto y tsunami en Japón sobre el sector de automóviles".

Sin embargo, los efectos negativos de la "anémica recuperación" en Estados Unidos "mantendrán el crecimiento en alrededor del 3,75%" para el período 2011-2012, según el análisis.

"Una mayor ralentización en las economías avanzadas, sobre todo la de Estados Unidos, desalentaría el crecimiento, particularmente en las economías que dependen del comercio, turismo y remesas (el Caribe, Centroamérica y México", advierte el FMI.

Según las proyecciones de la institución financiera multilateral, la tasa de desempleo en México será de 4,5% en 2011 y de 3,9% el próximo año. En 2010, la tasa de desempleo en ese país fue del 5,4%, indicó el FMI.

Asimismo, el FMI vaticinó que México registrará una tasa de inflación del 3,4% en 2011 y del 3,1% en 2012.

Por otra parte, el FMI consideró que México puede mantener una política monetaria "acomodaticia" siempre que pueda contener "las presiones y expectativas inflacionarias" en ese país.

Como contraste, el FMI señaló que países como Argentina, Paraguay, y Venezuela, podrían tener que incrementar su ajuste monetario, debido a que "los riesgos de un sobrecalentamiento parecen más inminentes".

Para toda la región de América Latina y el Caribe, el FMI calcula que este año la inflación será del 6,7 %, y se moderará al 6 % el año venidero.