El Gobierno paquistaní condenó el atentado que acabó hoy en Kabul con la vida del ex presidente afgano y jefe del Consejo de Paz de ese país, Burhanudín Rabbani, al que calificó de "amigo de Pakistán".

En un comunicado conjunto, el presidente paquistaní, Asif Alí Zardari, y el primer ministro, Yusuf Razá Guilani, lamentaron la muerte de "un líder visionario que buscó activamente la paz y reconciliación en Afganistán".

"El profesor Rabbani es un mártir de los enemigos de la paz en Afganistán", reza la nota.

El organismo liderado por Rabbani estaba trabajando con una comisión afgano-paquistaní que incluía miembros de las cúpulas político y militar de estos países con el objetivo de facilitar el diálogo en Afganistán entre el Gobierno y los talibanes.

Pese a su alianza con EEUU en la lucha contra el terrorismo, el estamento castrense de Pakistán y en especial sus servicios secretos han sido acusados de seguir conservando vínculos con algunas facciones insurgentes que operan en territorio afgano.