El alemán Tony Martin se presenta como la gran amenaza para el cuádruple campeón, el suizo Fabian Cancellara, en la prueba contrarreloj que mañana se disputa en los Mundiales de ciclismo de Copenhague.

Martin, que ya fue bronce los dos últimos años, se ha mostrado intratable esta temporada en la lucha contra el reloj y ha batido al suizo en las dos etapas cronometradas del Tour de Francia y en la Vuelta a España.

En la ronda española, hace apenas dos semanas, Martin realizó una exhibición en Salamanca y le metió casi un minuto y medio a Cancellara, que ahora califica al alemán de "gran favorito" al oro y le traslada la presión.

Cancellara, campeón en 2006, 2007, 2009 y 2010, ha dicho no obstante en Copenhague que para él será una "motivación" que Martin haya demostrado "que quiere derrocar al rey" y se ha declarado tranquilo y con mucha confianza.

Además de Martin, el suizo ve otro peligro serio en el también alemán Bert Grabsch, campeón en 2008, el año en que Cancellara decidió no participar tras lograr el oro en Pekín.

Entre los aspirantes a medalla, figuran también los británicos Bradley Wiggins y David Millar, plata el año pasado; el sueco Gustav Larsson, el australiano Richie Porte, el danés Jakob Fuglsang y el estadounidense Taylor Phinney.

Entre los favoritos no figuran los dos representantes españoles, Jonathan Castroviejo, del Euskaltel-Euskadi, y Jesús Herrada, del Movistar, dos debutantes en la categoría a quienes el seleccionador, José Luis De Santos, considera una apuesta de futuro.

El recorrido, de 46,4 kilómetros y que transcurre por el centro de la capital danesa, es completamente llano y no presenta grandes dificultades, más allá de algún tramo con el pavimento irregular y los problemas que puedan causar el viento y la lluvia que pronostican los meteorólogos para la hora de la prueba.