Diecisiete personas resultaron heridas al derrumbarse hoy la fachada de un edificio y el andamio que lo cubría sobre un autobús en el barrio neoyorquino de Harlem, aunque no peligra la vida de ninguna de ellas, confirmó el Departamento de Bomberos de Nueva York.

El derrumbe se produjo hacia las 09.30 hora local (13.30 GMT) en el cruce de la calle 125 y la avenida St. Nicholas de la isla de Manhattan, según detalló a Efe un portavoz de la Policía, que aseguró que los heridos, entre los que se encuentran varios policías, fueron trasladados al cercano hospital de St. Lukes.

El ayuntamiento ha abierto una investigación para determinar las causas de lo ocurrido en el edificio de cuatro plantas, informó por su parte la cadena de televisión local NY1.

"Simplemente se cayó y lo hizo muy rápidamente", dijo al diario New York Post una mujer que trabaja en un comercio en la misma calle en la que se produjo el derrumbe y que presenció el incidente, quien explicó que "se escuchó un golpe y lo único que se podía ver era mucho humo".

Según explicó esa misma testigo al diario neoyorquino, los pasajeros estaban saliendo y entrando del autobús cuando se produjo el colapso de la fachada y del andamio del edificio, que se encontraba en remodelación.

"La gente empezó a correr y a gritar desde el fondo del autobús. Después de un minuto el conductor sacó a todo el mundo", detalló por su parte al New York Times una de las pasajeras que se encontraba dentro del autobús, Sasha Chavkin.