Las compañías telefónicas en Venezuela deberán bloquear los celulares robados, hurtados o extraviados y crear una base de datos común para evitar que los equipos sean activados en otras operadoras, según una providencia de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) que entró en vigencia hoy.

Conatel ordenó la creación de una lista común de equipos hurtados para facilitar su bloqueo, detalló la providencia administrativa publicada hoy en la Gaceta Oficial.

Las telefónicas deberán implementar "en un plazo de noventa días" un sistema automatizado de captura del Identificador Internacional del Equipo Móvil (IMEI, por su sigla en inglés) de todos sus clientes para que, una vez el abonado denuncie el robo o extravío, se proceda a bloquear el equipo.

Además, según el texto oficial, se establece un plazo de un mes a partir de hoy para tener listos los mecanismos para la recepción de denuncias de los usuarios.

Las operadoras conformarán una base de datos unificada de denuncias, con la cual se evitará que los teléfonos de una compañía puedan activarse en otra si han sido robados.

"Todo celular robado en el territorio nacional va a ser imposible su utilización en ninguna empresa en el país, eso va a generar un impacto en el mercado negro de robo de teléfonos celulares", declaró el director de Conatel, Pedro Maldonado, a la cadena Unión Radio.

En Venezuela "cada minuto roban entre dos y tres" celulares, lo que ubica en 110.000 los equipos robados mensualmente en el país, explicó recientemente a Efe el diputado del partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT) Ricardo Sánchez, quien integra de la comisión especial parlamentaria sobre robo y hurto de celulares.

Sánchez detalló que en los últimos tres años se han robado 2,5 millones de teléfonos celulares en el país y estimó que este tipo de delitos genera pérdidas por 400 millones de dólares.

Además, aseguró que se han reportado 20 homicidios vinculados con BlackBerry, pese a que dentro del universo de equipos robados estos representan un nueve por ciento.

La comisión especial sobre robo y hurto de celulares ha propuesto también modificaciones al Código Penal que permitan tipificar como delito la modificación por parte de personas que no sean fabricantes de los seriales de los equipos telefónicos.