Al menos 32 reos se fugaron el lunes de tres prisiones en el estado de Veracruz, en el este del país, aunque autoridades habían logrado recapturar a 14 de ellos.

El secretario de Gobierno de Veracruz, Gerardo Buganza, informó en rueda de prensa que el escape se registró casi de manera simultánea la madrugada del lunes en los tres penales estatales, en un hecho que las autoridades creen que podrían estar vinculadas.

El funcionario refirió que 16 prisiones se fugaron de un penal en la municipalidad de Amatlán de Los Reyes; 12 de la cárcel de Coatzacoalcos, y cuatro más de la prisión de la municipalidad de Cosamaloapan.

De los presos evadidos, 15 cumplían sentencias por delitos federales como posesión de armas y drogas, y el resto por crímenes locales.

Buganza señaló que ya se había logrado recapturar a 14 de ellos.

Veracruz, un estado en los márgenes del Golfo de México que ha padecido en los últimos años la violencia del narcotráfico, tiene 17 penales estatales.

La autoridad estatal señaló que para fugarse, los reos amenazaron a los custodios de dos penales para que les abrieran las puertas, mientras que en el tercero sometieron a los guardias.

En los últimos años se han registrado diversas fugas en penales de otros estados, particularmente de Tamaulipas, donde el gobierno ha señalado que una explicación es que los carteles de las drogas buscan recuperar a algunos de sus miembros detenidos, debido a las dificultades para encontrar nuevos reclutas.

Veracruz es un estado vecino a Tamaulipas.