Dos vigilias simultáneas en Nueva York y Washington están planeadas como manifestación de apoyo a un estadounidense preso en Cuba por casi dos años.

Alan Gross fue arrestado en Cuba en diciembre de 2009 luego de ser atrapado llevando equipo de comunicaciones de manera ilegal a la isla. Fue sentenciado a 15 años de prisión por crímenes en contra del Estado. Según Gross, él sólo intentaba ayudar a la pequeña comunidad judía en la isla a tener acceso a internet.

Un viaje reciente a Cuba del ex gobernador de Nuevo México, Bill Richardson — quien asegura que fue invitado a la isla para negociar la liberación de Gross_, terminó en un fracaso.

Las vigilias están planeadas para el viernes enfrente de la Sección de Intereses de Cuba, en Washington, y de la misión cubana para las Naciones Unidas en Nueva York.

La esposa de Gross, Judy Gross, formará parte de la reunión en Washington.