Al menos siete personas murieron y otras 22 resultaron heridas en el sur de la Región Autónoma del Tíbet por el terremoto de 6,8 grados en la escala Richter que sacudió anoche el noreste de la India y Nepal, informó hoy la agencia oficial china Xinhua.

El seísmo causó cientos de corrimientos de tierra que afectaron al tráfico, a los suministros de electricidad y agua y a las comunicaciones en la comarca de Yadong, en el sur del Tíbet y a sólo 40 kilómetros de la región de Sikkim, ubicada en la cordillera del Himalaya y donde se registró el epicentro del terremoto.

Las conexiones por carretera con la región tibetana afectada se reanudaron hoy por la mañana.

En la India y Nepal, más 30 personas han muerto y hay varios centenares de heridos. Sikkim se encuentra casi incomunicada por los corrimientos de tierra que han destruido puentes y ha dejado inutilizada la carretera nacional 31-A.

En una de las aldeas afectadas en el Tíbet, Galingang, sus 156 casas fueron dañadas por el terremoto, explicó un secretario local del Partido Comunista de China que señaló que ya está en camino la ayuda necesaria, que incluye 500 tiendas de campaña.