Más de ocho mil miembros de las Fuerzas Armadas de Chile y de Carabineros participaron hoy en un desfile militar con el que se celebró el "Día de las Glorias" del Ejército, al que asistió el presidente, Sebastián Piñera.

La ceremonia militar se celebró en el circuito elíptico del Parque O'Higgins de la capital chilena y asistieron como invitados altos mandos castrenses de Argentina, Nicaragua, Paraguay y Uruguay.

Además, en representación del Gobierno argentino estuvo presente el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, y el de Planificación, Julio de Vido.

El espectáculo, que se enmarca en las celebraciones de las Fiestas Patrias, duró casi dos horas e incluyó la exhibición de aviones F-16 de la Fuerza Aérea de Chile y de la brigada acrobática "Halcones", así como helicópteros de la Brigada de Aviación del Ejército.

También participaron delegaciones castrenses de Argentina, que integran la brigada "Cruz del Sur", una unidad formada por militares de Chile y Argentina que participa en misiones de paz de la ONU.

Al término de la actividad, el presidente Piñera calificó como "impecable" el desfile y aseguró que fue "un gran homenaje de las glorias de nuestro Ejército y las Fuerzas Armadas".

"Han dado un ejemplo de gallardía, de espíritu militar y de amor por la patria", indicó Piñera.

Cerca de la zona por donde transcurrió el desfile, varias decenas de personas protestaron con un "cacerolazo" a favor de los estudiantes secundarios y universitarios, movilizados desde mayo para pedir mejoras en la educación pública.

La protesta se saldó con algunos manifestantes detenidos por la policía, según informaron medios locales.