El gobierno lanzó el lunes un programa de subsidio por 55 millones de dólares al año para ayudar a panameños con discapacidad severa y en condiciones de pobreza.

El ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, estimó que la iniciativa beneficiará a cerca de 60.000 personas, aunque aclaró que en las próximas semanas se censará a los potenciales beneficiarios como paso previo a la entrega de la ayuda.

Con el plan se le darán 80 dólares cada dos meses a las familias o personas encargadas del cuidado de los discapacitados severos.

De acuerdo con la Secretaría Nacional de Discapacitados, un 11,3% de los 3,4 millones de panameños sufren de algún tipo de discapacidad, porcentaje que en su mayoría reúne a indígenas que habitan en el área rural.

"Lo que queremos es la inclusión" de esos panameños, enfatizó Ferrufino, agregando que se buscará impulsar esa iniciativa como ley de la república.