Un aliado de alto rango de la Canciller Angela Merkel afirmó el lunes que el atribulado gobierno alemán sobrevivirá y continuará trabajando para resolver la crisis de la deuda de la zona del euro pese a los resultados adversos en las elecciones estatales para un miembro de su coalición.

Los demócrata cristianos de Merkel tuvieron una actuación respetable en las elecciones del domingo en Berlín, pero su aliado minoritario, el Partido Democrático Libre, perdió tres cuartos de su respaldo. Fue expulsado de la legislatura estatal.

La semana pasada, el vicecanciller de Merkel, del Partido Democrático Libre, habló sobre la posibilidad de una "insolvencia controlada" para Grecia. Las declaraciones provocaron temores en los mercados bursátiles, irritaron a Merkel y llevaron a conjeturas de que su gobierno de coalición iba a desplomarse antes de las elecciones del 2013,

Volker Kauder, líder de los conservadores de Merkel en el Parlamento, dijo el lunes a la cadena de televisión ZDF que "la coalición se mantendrá unida".