Con poca resistencia para impedírselos, los revolucionarios libios capturaron el aeropuerto y otras instalaciones en una ciudad sureña del desierto considerada uno de los últimos bastiones de las fuerzas de Moamar Gadafi.

La toma de Sabha sería una importante victoria para los nuevos gobernantes de Libia, que han pasado apuros para vencer a los gadafistas un mes después de capturar Trípoli y obligar al ex líder a ocultarse.

En tanto, la ofensiva para tomar Sirte — la ciudad natal de Gadafi — y el enclave de Bani Walid en las montañas se ha estancado debido a que fuerzas bien armadas, leales al ex líder prófugo, han luchado intensamente con cohetes y otro armamento pesado.

"Nuestras banderas ondean sobre el aeropuerto y otras partes de Sabha", dijo el coronel Ahmed Bani, portavoz militar del gobierno de transición, a reporteros en Trípoli.

El aeropuerto se encuentra a unos 6,4 kilómetros (cuatro millas) del centro de Sabha, y a 650 kilómetros (400 millas) al sur de Trípoli.

Salam Kara, portavoz en Bengasi del consejo local de Sabha, dijo que las fuerzas revolucionarias también tomaron un viejo fuerte, así como un centro de convenciones y un hospital dentro de la ciudad.

"Es un gran logro para los rebeldes en todo el sur, y fue encabezado por los rebeldes del interior de Sabha", afirmó, al tiempo que pronosticaba que llegarían más buenas noticias. "La resistencia no es fuerte porque los rebeldes de Sabha llevan mucho tiempo protestando y sólo necesitaban ayuda del exterior".

Horas antes, combatientes leales a Gadafi abrieron fuego antiaéreo por segundo día consecutivo contra las fuerzas revolucionarias que ocupan el acceso norte de Bani Walid.

Las fuerzas que luchan contra Gadafi se reunieron en grandes números afuera de Bani Walid días después de que los nuevos gobernantes de Libia asumieran en agosto el control de Trípoli y de otras partes del país.

Las fuerzas militares del Consejo Nacional de Transición se retiraron de Bani Walid para reagruparse y reforzarse antes de lanzar un nuevo asalto, después de que sufrieran un revés severo en la ciudad el viernes.

___

El periodista de The Associated Press Ryan Lucas en Sirte contribuyó a este despacho.