Un 80% de los hospitales en Brasil no hacen lo suficiente para controlar los factores que propician que un paciente contraiga una infección en una clínica, situación que causa 100.000 muertes cada año en el país, de acuerdo con un estudio reciente.

Casi 20% de los pacientes en algunos hospitales terminan con infecciones durante su tratamiento, según el estudio que difundió el lunes la Asociación Nacional de Bioseguridad de Brasil.

La presidenta de la asociación, Leila Macedo, dijo al diario O Globo que es imposible la erradicación total del riesgo, pero que puede reducirse considerablemente con las medidas adecuadas.

Macedo dijo que las infracciones más frecuentes de las normas de higiene incluyen que los doctores vayan con sus ropas de laboratorio a las cafeterías, que no utilicen mascarillas o que no se laven las manos como es debido.