En la imagen, monedas de dos euros recién acuñadas en el Staatliche Muenze en Berlín (Alemania). EFE/Archivo