Los Eagles de Filadelfia podrían tener que volver a jugar sin Michael Vick en su primer partido como locales contra los Giants de Nueva York, luego que el quarterback sufrió una conmoción cerebral en la derrota por 35-31 ante los Falcons de Atlanta.

Filadelfia ganaba cuando Vick debió dejar el campo, pero no pudo sostener la ventaja.

El entrenador Andy Reid no descartó que Vick pueda volver esta semana, pero el preparador físico Rick Burkholder no quiso poner fecha a su retorno.

"Sería tonto de nuestra parte que pusiéramos plazos", dijo Burkholder el lunes. "Vamos a cumplir nuestros protocolos y cuando Mike esté listo para entrenar, lo voy a referir al entrenador y él tomará la decisión de si está listo para jugar".

Vick se lesionó en el tercer cuarto cuando un defensor lo hizo girar y terminó chocando contra el right tackle Todd Herremans. Su cabeza se sacudió y se mordió la lengua, por lo que salió escupiendo sangre, aunque no estaba mareado y parecía completamente despierto.