Un contralmirante en retiro demandó al Estado colombiano por unos 4,2 millones de dólares por daños morales y materiales a raíz de haber estado 18 meses en prisión en "privación injusta de la libertad", informó el lunes su abogado.

El oficial Gabriel Arango Bacci fue pasado a retiro a mediados del 2007 y detenido en junio del 2008 por orden de la Fiscalía por esos supuestos nexos con el narcotráfico.

El abogado Jaime Granados dijo en diálogo telefónico que la demanda de Arango fue presentada el jueves pasado ante el Tribunal Contencioso Administrativo, de Cundinamarca, y asciende a 7.700 millones de pesos (unos 4,2 millones de dólares).

La demanda fue presentada por la "privación injusta de la libertad por 18 meses...daños cesantes, daños materiales y morales", dijo el abogado Granados, que representa al contralmirante retirado.

El abogado dijo que la resolución del caso puede demorar varios años.

El caso fue en su momento uno de los mayores escándalos en el seno de las fuerzas militares debido a los señalamientos de supuestos lazos con traficantes de drogas de un alto oficial.

En diciembre del 2009, Arango fue absuelto por la Corte Suprema de Justicia donde se le siguió juicio por cargos de esos presuntos vínculos con el narcotráfico. La Corte alegó dudas respecto de los cargos y las pruebas en contra del oficial.

De acuerdo con la denuncia, Arango habría recibido en 2006 al menos 100.000 dólares por la venta de cartas de navegación a narcotraficantes sobre los movimientos de embarcaciones colombianas que combaten el tráfico de drogas. Como una de las pruebas en su contra, las autoridades judiciales había recibido de la Armada un supuesto recibo de aquel pago y que tenía impreso una huella de Arango.

Sin embargo, a fines del 2009 tanto la Fiscalía General como la Procuraduría pidieron a la justicia absolver a Arango de los cargos por considerar que las pruebas iniciales no eran suficientes, que hubo testimonios contradictorios a lo largo del proceso y que la huella encontrada en el recibo no fue aplicada directamente por el oficial, sino copiada.