La falta de controles pudo facilitar la denunciada filtración de bases de datos con informes clasificados y secretos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, estatal) de Colombia, admitió hoy en Bogotá el director de esta central de inteligencia, Felipe Muñoz.

"Esta entidad estuvo muchos años con controles débiles e inexistentes y otros que nunca se aplicaron", admitió Muñoz en una entrevista con la cadena Caracol Radio.

El jefe del DAS aludió a un informe periodístico de la revista Semana según el cual en esta agencia se produjo una "megafiltración" de bases de datos que quedaron en manos de algunos Gobiernos extranjeros, grupos armados ilegales y bandas de narcotraficantes.

En su más reciente edición, en el mercado desde el domingo, el semanario asegura que "tiene en su poder decenas de miles de documentos y archivos clasificados y secretos del DAS que le han ido entregando agentes y exagentes de la entidad".

Según la revista, la filtración comenzó a finales de 2009, cuando el presidente de entonces, Álvaro Uribe (2002-2010), anunció el cierre de la central, envuelta en un escándalo por espionaje a magistrados, políticos opositores, periodistas y activistas de derechos humanos.

Muñoz aseguró que "el grueso de la información que salió del DAS salió en la crisis de 2009 una vez que estalló el escándalo, y muchos funcionarios sacaron información de la entidad, no solo de actividades ilegales, sino de actividades legales".

Para contrarrestarlo se adoptaron una serie de medidas, como las de trasladar agentes, cambiar procesos de nomenclatura o suspender fuentes, explicó Muñoz, en el cargo desde hace casi tres años.

"Lo que es claro es que el riesgo (de filtración) se ha minimizado", aseguró el funcionario, aunque reconoció que "el riesgo de filtración siempre existe en estas entidades".

En este sentido, Muñoz reveló que hace apenas veinte días se detectó una "fuga de información" sobre la banda de Daniel Barrera (el "Loco Barrera"), uno de los narcotraficantes más buscados de Colombia.

"Ya hay dos personas investigadas", apuntó Muñoz, que no ofreció detalles del caso.

El DAS fue creado hace medio siglo, depende de la presidencia de la República y desaparecerá, por mandato legal, para dar paso a una nueva central de inteligencia.