El Oeste de Manhattan se volvió temporalmente el Viejo Oeste luego que un caballo en un festival de vaqueros se desenfrenó y desató una persecución por las calles del barrio de Harlem.

El diario New York Post reportó el lunes que el caballo corrió unas seis cuadras el domingo antes de ser acorralado por policías en el Parque Riverside, junto al río Hudson. Nadie resultó herido en el caos.

El testigo Terrance Jones le dijo al diario que parecía que había un desfile, con personas vestidas de vaqueros y caballos trotando por la avenida Broadway, cuando un entrenador perdió el control de su caballo y soltó las riendas.

La transeúnte Ragu Kanimalla dijo que un policía le explicó que el animal "se volvió loco y se soltó a correr por la calle".

Mike Davis, miembro de la Federación de Vaqueros Negros, un club urbano de entusiastas de los caballos, dice que no sabe cómo fue que el caballo se le escapó al entrenador.