Dos pinturas coloniales robadas hace más de 13 años desde una iglesia católica en el altiplano boliviano fueron recuperadas y están de regreso al país, informó el lunes la ministra de Culturas, Elizabeth Salguero.

Se trata de los cuadros al óleo que representan a Santa Rosa y a San Agustín, y que fueron pintados en el siglo XVII.

La recuperación fue posible gracias a un comerciante de arte en Estados Unidos quien afirmó haberlas recibido en consignación y dio parte al Registro de Arte Robado, una organización especializada en el robo de arte, informó el director de esa organización con sede en Londres, Christopher Marinello.

Salguero dijo que las pinturas estaban en poder de un coleccionista privado de Estados Unidos cuyo nombre no reveló. La recuperación fue posible gracias a que las obras "estaban catalogadas y registradas" en una unidad de patrimonio mundial de arte. El abogado Marinello colaboró en la recuperación de las dos pinturas, dijo Salguero a la AP.

En la víspera de la Navidad de 1997, los ladrones robaron más de cien piezas de arte entre platería, pinturas coloniales y esculturas en madera de la iglesia de San Andrés de Machaca, una población aymara a 100 kilómetros al suroeste de La Paz.

En su momento las autoridades bolivianas denunciaron el robo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, a Interpol y otras organizaciones.

El lunes de la semana pasada las dos pinturas fueron entregadas a la embajadora de Bolivia en Londres, María Beatriz Souviron Crespo, para que sean repatriadas a La Paz. El 3 de octubre serán exhibidas en La Paz.

Salguero dijo su despacho hace gestiones para recuperar 30 piezas arqueológicas en manos de un coleccionista alemán y unas 550.000 monedas de oro y plata del galeón español Nuestra Señora de las Mercedes hundido en 1804 en aguas del Atlántico y recuperadas por la compañía estadounidense Odyssey Explorer.

Según Salguero ese tesoro salió entonces de las ricas minas de plata de Potosí en el sur del país.