La figura del mariscal de campo Tom Brady volvió a brillar en la dirección del juego ofensivo de los Patriots de Nueva Inglaterra que vencieron 35-21 a los Chargers de San Diego en la segunda semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Brady volvió a superar las 400 yardas con su pases por aire una semana después de haber conseguido marca de equipo con 517 ante los Dolphins de Miami.

El mariscal estelar de los Patriots (2-0) completó 31 de 40 pases para 423 yardas con tres envíos de anotación y volvió a mantener en blanco la casillas de la interceptaciones.

Brady tuvo tres pases de touchdown y empató el tercer mayor total en yardas aéreas en la historia de los Patriots, que anotaron en cada una de las cuatro posesiones que tuvieron en la primera parte.

El recibidor abierto Deion Branch capturó ocho envíos de Brady para 129 yardas, mientras que el Tight End Rob Gronkowski recibió dos pases de anotación del mariscal estelar de los Patriots.

Los Chargers (1-1) entregaron el ovoide adentro de la yarda 35 de los Patriots en tres ocasiones, permitiendo que el equipo de Nueva Inglaterra los transformase en 17 puntos.

También fueron frenados en una cuarta oportunidad y gol en la yarda 1, y los Patriots comenzaron una serie de 99 yardas que culminó con uno de los dos pases de anotaciones de Brady a Gronkowski.

El mariscal de campo de los Chargers, Philip Rivers, completó 29 de 40 pases para ganancia de 378 yardas con dos envíos que fueron de "touchdown" y lo castigaron con dos interceptaciones.

Los Chargers tuvieron cuatro entregas de balón por segunda campaña consecutiva frente al equipo de Nueva Inglaterra tras perder por 23-20 en el 2010 cuando los Patriots avanzaron apenas 179 yardas.

El tacleador nariz de los Patriots, Vince Wilfork, consiguió su primera interceptación como profesional, parando una prometedora ofensiva de los Chargers hacia el final de la primera mitad, regresando el ovoide 28 yardas hacia el lado contrario, siendo otra de las jugadas que iban a ayudar al triunfo de su equipo.