El toletero de los Orioles Mark Reynolds aseguró que el pitcher dominicano de los Angelinos Ervin Santana lanzó una recta contra él intencionalmente la noche del sábado y que se sentía afortunado de haber evitado una lesión grave tras ser golpeado en el casco.

Reynolds conectó un cuadrangular durante un ataque de cinco carreras en la primera entrada y fue golpeado por el lanzamiento en la tercera. El inicialista de Baltimore permaneció en el juego, pero fue retirado en el quinto episodio y fue llevado a un hospital para realizarle una tomografía computarizada.

No apareció en la alineación del domingo, medida que el manager de los Orioles Buck Showalter calificó como "precautoria".

Antes del juego, Reynolds acusó a Santana de haberle lanzado pegado con la intención de golpearlo.

"Pienso que me golpeó a propósito. No creo que me haya golpeado en la cabeza a propósito", añadió Reynolds. "Me envió un slider como primer lanzamiento, y lo corté bastante fuerte, y sencillamente pienso que él estaba tratando de subirlo un poco.

"Miré el video y el receptor pidió el lanzamiento adentro, pero él falló por dos pies (60 centímetros. Los jugadores de Grandes Ligas no hacen eso", enfatizó.

Reynolds dijo que comprende el concepto de un lanzamiento alto y pegado para apartar al bateador del plato, pero señaló que Santana fue demasiado lejos.

"Estoy totalmente de acuerdo en que los lanzadores hagan que los bateadores no se sientan cómodos en la caja de bateo. Quiero que nuestros pitchers hagan lo mismo", apuntó Reynolds. "¿Pero ir a la cabeza?, eso pone en riesgo la carrera. No hay lugar en este juego para eso, de ninguna manera. Si me golpea en la espalda, esa es una historia diferente. En la cabeza, creo es lo más bajo que se puede llegar".

Santana también golpeó a Nolan Reimold con un lanzamiento — justo después de que Reynolds le bateó en la primera entrada — y dio tres bases por bolas. El pitcher del equipo de Los Angeles afirmó que el lanzamiento errante a Reynolds fue un accidente.

"Todo el año he estado lanzando adentro, y no tengo nada contra ello. No lanzo la bola a él", dijo Santana el domingo. "Tras lanzar adentro todo el año, no voy a dejar de hacerlo. Sólo quiero lanzar adentro. Todo el juego estuve en esa zona. No fue nada contra él", agregó.