La cantante Demi Lovato agradeció a sus seguidores por el apoyo que le dieron cuando ella tuvo que ingresar a un centro de desintoxicación el año pasado y alentó a las jóvenes a solicitar ayuda si están lidiando con problemas similares.

"Hace un año yo no estaba bien", dijo Lovato, de 19 años, durante un concierto el sábado por la noche. "Yo necesitaba ayuda y quiero que todo el mundo y el público aquí sepa que si ustedes están lidiando con un asunto similar u otro, que pueden conseguir ayuda, que pueden recuperarse y que eso es posible si hablan con alguien", agregó.

El año pasado, Lovato estuvo en un centro de tratamiento durante tres meses para lidiar "con asuntos emocionales y físicos". La cantante y actriz dijo que cuando tenía ocho años de edad sufrió intimidaciones en la escuela por parte de bravucones que le causaron trastornos alimentarios e incluso comenzó a hacerse heridas en los brazos.

Lovato cantó en el Hammerstein Ballroom en Nueva York, apenas días antes del lanzamiento de su tercer disco, Unbroken. Estaba comenzando a cantar su más reciente canción, "Skyscraper", cuando paró para hablar con el público.

"Hay tantas muchachas lindas en esta muchedumbre que no saben que son hermosas, pero lo son", dijo. "Quiero agradecerles a ustedes por apoyarme mientras estuve ingresada. Yo no estaría aquí hoy de no ser por ustedes".

Muchos asistentes gritaron "¡Te queremos!" cuando Lovato hablaba y una joven llevaba un cartel que decía: "Demi me hace fuerte".

Lovato era la estrella del programa del Canal Disney "Sonny With a Chance", antes de anunciar en abril que iba a dejar la serie.