Los independentistas flamencos de la N-VA animan en una feria a lanzar pelotas a una diana con la efigie del encargado de formar Gobierno en Bélgica, el socialista francófono Elio Di Rupo, según muestran los medios digitales belgas.

El pelo negro y la característica pajarita roja de Di Rupo bastan para animar a los ciudadanos de la localidad flamenca de Beersel, al sur de Bruselas, donde se celebra este fin de semana un mercado anual, según puede verse en imágenes de la red social twitter.

La N-VA a pesar de haber ganado las elecciones del 13 de junio de 2010 fue dejada de lado en las negociaciones para resolver la crisis política de Bélgica, gobernada por un ejecutivo en funciones desde los

Después del histórico acuerdo logrado esta semana por los ocho principales partidos, que negocian sin la N-VA, sobre la división de la periferia flamenca de Bruselas, una polémica cuestión que originó la actual crisis y precipitó la caída del anterior gobierno, los independentistas recurren al humor.

La iniciativa fue del vicepresidente del partido nacionalista, Ben Weyts, quien negó que se tratase de una provocación sino simplemente de un guiño, según indica la agencia Belga.

Las negociaciones para resolver la crisis política en Bélgica continuarán a partir del lunes, cuando se empezarán a abordar otras cuestiones también delicadas como la transferencia de competencias a las regiones.