Kate Middleton, la integrante más reciente de la realeza británica, ha efectuado visitas no anunciadas a diversas organizaciones benéficas en el Reino Unido, en seguimiento de una tradición familiar en la que destacó la finada princesa Diana.

Kate, de 29 años — conocida ahora formalmente como Catalina, duquesa de Cambridge — ha emprendido varias visitas secretas a instituciones cuyos nombres son mantenidos en reserva, de acuerdo con el periódico The Sunday Times.

Sin abundar en detalles, el palacio de Saint James confirmó que la duquesa dedicará los meses entrantes a hacer incursiones en el sector de las organizaciones benéficas.

Dirigir o conseguir financiamiento para estas instituciones ha sido desde hace mucho tiempo un pasatiempo favorecido por la realeza británica. El príncipe Carlos, suegro de Kate, es el mecenas de no menos de 20 organizaciones caritativas.

Diana, ex esposa de Carlos, también era famosa por sus actividades caritativas.