Novak Djokovic no pudo con el dolor en la espalda y Argentina alcanzó el domingo su cuarta final de la Copa Davis, donde la espera una serie con tinte de revancha ante la España de Rafael Nadal.

A menos de una semana de coronarse campeón del Abierto de Estados Unidos, Djokovic salió a jugar para tratar de mantener el reinado de Serbia.

Fue una apuesta muy arriesgada que el número uno del mundo perdió al abandonar durante el segundo set ante Juan Martín Del Potro cuando perdía 7-6 (5), 3-0.

"Me da mucha pena que la serie hubiese terminado así", dijo Djokovic. "Hice el intento, aunque sólo estaba un 60% en condiciones y sabía que arriesgaba que la lesión se reagravara".

"Todos sabíamos que no estaba del todo bien, pero aún así creíamos que yo tenía una mejor posibilidad contra Del Potro que mi compañero Viktor Troicki", agregó. "Fue mi decisión y el tiro me salió por la culata".

Fue apenas la tercera derrota de Djokovic esta temporada y la segunda por un abandono.

"El partido que jugué fue increíble, desde el primer punto hasta el último. Tal vez él no lo esperaba", dijo Del Potro, quien por primera vez en cinco partidos venció a Djokovic.

Las lesiones han sido lo único que han podido frenar a Djokovic este año, con tres títulos de Grand Slam y ahora una marca de 64-3. Una lesión en el hombro le obligó a abandonar la final del Masters de Cincinatti ante Andy Murray el mes pasado. El único jugador que le ganó un partido completo fue Roger Federer, en las semifinales del Abierto de Francia.

"Soy amigo de Nole y me pone mal que haya hecho este esfuerzo y terminar así", dijo el argentino. "Igualmente es un grande por haber salido a la cancha".

Así las cosas, la final de la Davis no podrá ofrecer un nuevo cruce entre Djokovic y Nadal. Los dos han disputado seis finales este año, todas ganadas por el serbio, incluyendo las definiciones de Wimbledon y el US Open.

Argentina certificó 3-2 su pase a la final cuando el serbio Janko Tipsarevic se llevó el trámite del quinto punto tras el retiro de Juan Mónaco luego de perder 6-2 el primer set.

Nadal se encargó de poner a España en la final tras demoler 6-0, 6-2, 6-4 a Jo-Wilfried Tsonga. El 4-1 definitivo para los españoles fue conseguido por Verdasco al ganarle 6-2, 6-1 a Richard Gasquet.

Argentina y España volverán a citarse en una final, luego del triunfo ibérico en el balneario argentino de Mar del Plata en 2008.

Nadal se perdió esa serie debido a una lesión, pero Argentina no supo aprovechar la oportunidad para conquistar el título y perdió cuando Verdasco superó a José Acasuso por el punto decisivo.

La final se jugará en territorio español, donde el local no ha perdido en rondas del Grupo Mundial desde un revés contra Brasil en 1999. En total, suma 20 eliminatorias con triunfo en casa.

Sin mencionar directamente a Djokovic, Nadal no ocultó su preferencia para la final.

"Prefiero a Argentina porque así jugaríamos en casa y además tengo más amigos en Argentina que en Serbia", dijo.