Los principales enviados nucleares de las dos Coreas examinarán las condiciones para la posible reanudación del diálogo nuclear en el que participan seis naciones, actualmente estancado, durante una reunión escepcional que se efectuará próximamente en Beijing, dijo el domingo un funcionario surcoreano.

Corea del Norte se retiró abruptamente de las negociaciones nucleares hexapartitas en abril de 2009 y las perspectivas para reanudarlas disminuyeron después de un par de incidentes ocurridos en 2010 de los que se responsabilizó a Pyongyang y que dejaron muchos muertos.

En julio, sin embargo, los enviados nucleares titulares de ambas Coreas se reunieron en Indonesia y acordaron trabajar para la reanudación de las conversaciones, en las que también participan Estados Unidos, China, Rusia y Japón.

Los dos enviados — el surcoreano Wi Sung-lac y el norcoreano Ri Yong Ho — volverán a reunirse el miércoles en Beijing en un intento por crear un ambiente propicio para reanudar las negociaciones, dijo un funcionario del Ministerio del Exterior surcoreano que solicitó el anonimato.

En los últimos meses, la empobrecida Corea del Norte ha expresado reiteradamente su disposición a reanudar las conversaciones, que buscan el desmantelamiento de su programa de armas nucleares a cambio de asistencia internacional y otras concesiones.

Durante una visita que efectuó en agosto a Rusia, el gobernante norcoreano Kim Jong Il propuso suspender las pruebas atómicas y la producción nuclear si se reanudan las conversaciones.