El enviado especial del Cuarteto para la Paz en Oriente Medio, Tony Blair, consideró hoy que "la negociación directa" es la mejor manera para superar la crisis abierta con la decisión unilateral palestina de pedir el próximo viernes a la ONU su admisión como miembro de pleno derecho.

Blair, en declaraciones hoy a la cadena de televisión ABC, consideró que la manera de evitar la confrontación entre Israel y los palestinos "es ir a las negociaciones directas", al tiempo que indicó que sigue trabajando para poner en marcha "un marco de referencia" que permita reanudar las negociaciones de paz.

Los representantes del Cuarteto para Oriente Medio (EE.UU., la Unión Europea, la ONU y Rusia) se reúnen hoy en Nueva York en un último intento para que ambas partes se comprometan a reanudar sus negociaciones de paz antes de que el próximo viernes el presidente de la Autoridad Palestina (ANP), Mahmud Abás, plantee su petición al Consejo de Seguridad de la ONU.

"Lo que intentaremos los próximos días es buscar la manera de unir las reivindicaciones y las legítimas aspiraciones de ser reconocidos como Estado, con lo que es la única manera de lograr ese Estado, que son las negociaciones directas", señaló Blair a esa televisión estadounidense.

Sin embargo, esas conversaciones directas llevan meses bloqueadas y todos los esfuerzos de Bruselas y de Washington por lograr su reanudación han resultado fallidos, lo que, según los expertos, ha sido la causa que ha llevado a Abás a tomar la decisión política de ir al Consejo de Seguridad.

"Necesitamos un Estado, necesitamos un asiento en Naciones Unidas", dijo Abás el pasado viernes al anunciar su decisión, al tiempo en que insistió en que los palestinos "necesitan ser miembros de pleno derecho ante la ONU".

Abás, que en este movimiento no cuenta con el apoyo del movimiento radical islamista Hamás por sus rivalidades internas, busca el reconocimiento de las fronteras previas a 1967, lo que incluye Jerusalén Este, en donde viven miles de colonos israelíes, así como Gaza y Cisjordania.

"Creo que hay una única manera de evitar la confrontación, que es mediante la negociación", consideró este domingo el enviado especial para el Cuarteto, quien indicó a la cadena ABC que "se trata de que esta semana se avance hacia la estatalidad palestina".

Blair señaló a esa televisión que "no ha habido verdaderas negociaciones desde hace bastante tiempo", lo que calificó como "bastante frustrante para las dos partes. Ambos buscan avanzar en su posición más de manera unilateral que bilateral o multilateralmente".

El presidente palestino ha anunciado que el próximo viernes entregará al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, una carta solicitando la adhesión palestina como miembro de pleno derecho de la ONU y convertirse así en su socio 194.

Tras esa petición, Ban tendrá que tramitarla ante el Consejo, en donde debe obtener la luz verde de nueve de sus integrantes y que ninguno de los permanentes (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia y China), impongan su veto, pero Washington ya anunció que se opondrá.

La otra posibilidad para los palestinos es tramitar ante la Asamblea General su admisión en la ONU como Estado observador, un estatus similar al que tiene el Vaticano y de menor rango, ya que no le permite, por ejemplo, acudir a las instancias jurídicas internacionales para denunciar su situación con Israel.

En Jerusalén, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, auguró este domingo un fracaso de la petición palestina.

"El Consejo de Seguridad es como el Gobierno de Naciones Unidas y estoy convencido de que, como resultado de la acción de Estados Unidos, en estrecha colaboración con otros Gobiernos, el intento fracasará", consideró.