El lugar donde se estrelló un avión durante una carrera aérea en Reno muestra la violencia del impacto: como si se hubiera tratado de un cohete.

Además de nueve personas muertas, quedó en la pista un cráter de un metro (tres pies) de profundidad y 2,4 metros (ocho pies) de diámetro, así como restos desperdigados sobre una superficie de poco menos de media hectárea (un acre). En el desplome perecieron el piloto Jimmy Leeward y ocho espectadores.

A partir de un recorrido en el lugar, la deducción aparente era que el avión —un modelo de la década de 1940_, se precipitó directamente sobre las primeras filas de los asientos VIP, dejando un cráter.

La aeronave cayó a unos 20 metros (65 pies) del principal perímetro de las gradas donde miles de personas presenciaban el viernes el desplazamiento a toda velocidad de los aviones a muy baja altura.

Algunas personas en la multitud dijeron haber advertido el gorgoteo extraño de un motor que venía desde arriba antes de que el Mustang P-51, al que el piloto llamaba "The Galloping Ghost" (El fantasma galopante), efectuó un ascenso brusco, hizo un giro y se precipitó de inmediato hacia la multitud.

El avión, que era volado por un veterano piloto de carreras y doble de Hollywood de 74 años, se desintegró en medio de una nube de polvo, escombros y cadáveres, mientras se escuchaban gritos entre la gente.

Los investigadores determinaron que varios espectadores perecieron en el impacto cuando el avión cayó como misil sobre la pista llena de personas después de que al parecer perdiera una pieza de la cola.

"Estaba sentado ahí y miré hacia arriba, y me dije, bueno, voy a morir, mejor corro a lo más que pueda", dijo el espectador Noah Joraanstad a NBC News desde su cama en el Centro Médico del Norte de Nevada.

Joraanstad, un piloto comercial, se encontraba en buena condición en el hospital, dijo el portavoz Don Butterfield.

Joraanstad dijo al canal televisivo que tenía incrustado un fragmento como si fuera esquirla en la espalda que apenas libró la espina dorsal y un riñón.

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino