El expresidente argentino Carlos Menem (1989-1999) dijo hoy que "se hizo justicia" el martes último, cuando un tribunal oral le absolvió a él y a otros 17 imputados por contrabando agravado de armas a Croacia y Ecuador entre 1991 y 1995.

"No tengo sed de venganza. Yo sólo llevo amor en mi corazón", dijo el exmandatario en declaraciones a periodistas de la provincia de La Rioja, su tierra natal, en el noroeste del país.

Menem señaló que fue víctima de una "larga persecución política" y destacó que "por fin terminó ese juicio, absolutamente injusto, que no tenía ningún tipo de fundamento".

El expresidente y actual senador por La Rioja, de 81 años, fue absuelto el pasado martes junto a otros exfuncionarios de su gobierno por un tribunal oral que desde mediados de 2008 les juzgó por la venta de armas a Croacia y Ecuador.

Durante el gobierno de Menem se exportaron 6.500 toneladas de armamento destinadas oficialmente a Panamá y Venezuela, pero fueron desviadas a Croacia en 1991, en pleno conflicto de la antigua Yugoslavia, y a Ecuador en 1995, en medio de un enfrentamiento bélico con Perú por un antiguo litigio limítrofe.

En los alegatos en este juicio, en el que han declarado más de 380 testigos, Menem negó haber tenido responsabilidad en la venta ilegal de armamento y aseguró que durante su gestión "se limitó a firmar decretos de exportación de armas" a Venezuela y Panamá, ya que "todos los trámites escapan al presidente".

Por este caso, Menem estuvo seis meses detenido en 2001 acusado de ser el jefe de una "asociación ilícita" dedicada al tráfico ilegal de armas, pero fue puesto en libertad tras un fallo de la Corte Suprema.

El ex presidente buscará renovar su banca en el Senado en las elecciones generales del próximo 23 de octubre con una fuerza aliada al Gobierno de Cristina Fernández, con el que hasta hace meses atrás estaba fuertemente enfrentado.

También estaban acusados en este juicio y fueron absueltos el exasesor presidencial y antiguo cuñado de Menem Emir Yoma y el exministro de Defensa Óscar Camilión.