El ministro de Defensa chileno, Andrés Allamand, señaló este viernes que poco a poco se replegarán las tropas que han participado en el rescate de un avión militar siniestrado el pasado 2 de septiembre en el archipiélago Juan Fernández con 21 personas a bordo.

Allamand explicó que "ahora se agotarán las posibilidades de búsqueda de restos humanos; se recuperarán partes clave del avión para colaborar en la investigación y se replegarán las tropas a fin de evitar cualquier impacto ambiental".

El ministro, que regresó hoy al continente tras permanecer dos semanas en el lugar del accidente dirigiendo las operaciones, detalló en un breve balance que proporcionó a la prensa que la Fuerza Aérea de Chile hizo 850 vuelos, la Armada movilizó seis buques y se llevaron a cabo 210 vuelos de helicópteros.

Allamand recordó que hoy llegó a Juan Fernández un pelotón de la Armada de Estados Unidos, compuesto por cuatro buzos expertos en sumergirse a grandes profundidades marinas y dos robots dirigidos por control remoto que se sumarán a las operaciones de búsqueda de las víctimas de la tragedia aérea.

El CASA 212, que transportaba a miembros de la FACh, un equipo de periodistas de Televisión Nacional, funcionarias del Gobierno e integrantes de una organización filantrópica, se estrelló el viernes 2 de septiembre tras dos intentos de aterrizaje en esa isla, a 670 kilómetros de la costa chilena.

Hasta ahora se han identificado catorce víctimas, diez de ellas a través de análisis de ADN gracias al hallazgo de restos fragmentados y después de que el Servicio Médico Legal creara un banco de sangre con información genética de los parientes directos de los 21 fallecidos.

Un día después del accidente se recuperaron los cadáveres de dos periodistas de Televisión Nacional, de una funcionaria del Consejo de la Cultura y de un cabo de la Fuerza Aérea de Chile, a quienes fue necesario sólo un examen de sus huellas dactilares para saber sus nombres.