No tiene sentido un aspecto de un plan para restablecer en España el impuesto al patrimonio, pero no hay nada que pueda hacer al respecto el gobierno, dijo el sábado la ministra de Finanzas.

Elena Salgado habló desde Polonia, donde asiste a una reunión de sus homólogos de la zona del euro.

El impuesto procede del gobierno socialista central, pero es recaudado por gobiernos regionales.

Fue suspendido en el 2008 para estimular el crecimiento en momentos en que la crisis financiera global comenzaba a afectar a España, pero el gobierno federal ha continuado compensando a los gobiernos regionales por la pérdida de ese ingreso.

Ahora, las regiones van a recibir ambos ingresos: uno de los contribuyentes más adinerados, bajo un decreto aprobado el viernes, y el otro del gobierno central, ya que debe continuar la compensación bajo una ley separada que tiene mayor rango que un decreto.

Salgado dijo que "esto no parece razonable", pero no hay alternativa.

"No se puede hacer nada para eludir un decreto", señaló.

Sus comentarios fueron los más recientes en un tema que ha provocado declaraciones confusas del gobierno sobre el impuesto al patrimonio, el cual es un gravamen sobre la riqueza neta de una persona: activos menos deuda.

Si es aprobado por el Parlamento la próxima semana, el gravamen se aplicará al activo neto del contribuyente superior a 700.000 euros (963.000 dólares), o a aproximadamente 160.000 personas, y recaudará ingresos por 2.000 millones de euros. Es una medida temporal, y estará en vigor sólo en el 2011 y 2012.

El gobierno dice que el impuesto tiene la intención de que la gente rica contribuya más en momentos en que España batalla con una tasa de desempleo de 21%, crecimiento anémico y un déficit alto.

Pero ha sido criticado por la oposición conservadora que la califica como una medida populista dirigida a a los votantes de izquierda que están enojados por las medidas de austeridad ocasionadas por el recorte del déficit, al acercarse las elecciones generales del 20 de noviembre. Se pronostica que los socialistas en el poder saldrán derrotados.