Las victorias arrolladoras que consiguieron en la primera semana de competición de la Liga nacional de Fútbol Americano (NFL) los Lions de Detroit y los Bills de Buffalo los presenta para la segunda como los equipos que deben reivindicar su actual gran momento de juego ganador.

También se darán duelos interesantes en Nueva Orleans, donde los Saints reciben a unos Bears de Chicago crecidos con su juego y en Nashville, los Titans de Tennessee tendrán nada menos que la prueba de enfrentarse a los Ravens de Baltimore, que el pasado domingo humillaron nada menos que a los Steelers de Pittsburgh, los actuales campeones de la Conferencia Americana (AFC).

Los Lions y los Bills confirmaron que tienen unas ofensivas que saben como anotar puntos bajo la dirección de sus respectivos mariscales de campo Matthew Stafford y Ryan Fitzpatrick, mientras que este año sus defensas también han comenzado brillantes, especialmente la del equipo de Buffalo que dejó a los Chiefs de Kansas City con sólo un "touchdown" permitido.

Sus rivales el domingo serán los Chiefs para los Lions, que siguen en su campo del Ford Field, mientras que los Bills reciben en el Ralph Wilson Stadium a los Raiders de Oakland que en un partido nada atractivo para los aficionados ganaron por 23-20 a los Broncos de Denver, también de visitantes.

Pero uno de los centros de atención de la jornada estará puesto en lo que hagan los Saints y los Bears cuando salten al cesped artificial del Superdome, de Nueva Orleans.

Los Saints quieren olvidarse de la frustrante derrota que sufrieron en la jornada inaugural de la nueva temporada (42-34) ante los Packers de Green Bay y con el mariscal de campo Drew Brees, sin que haya llegado a un acuerdo en su renovación de contrato, esperan volver a ser un equipo ganador con las máximas aspiraciones.

Mientras que los Bears llegan plenos de moral después de haber ganado 30-12 a los Falcons de Atlanta con una gran labor del mariscal de campo Jay Cutler, y los corredores Michael Turner y Matt Forte, que se combinaron para 190 yardas ganadas por tierra y aire.

Además tuvieron la actuación brillante del apoyador estelar Brian Urlacher, que esta semana sufrió la perdida de su madre, que falleció a la edad de 51 años, y no pudo entrenar bien, pero estará para el partido.

Urlacher registró 10 tacleadas, una interceptación y un balón suelto regresado para "touchdown" en la victoria de los Bears en su duelo contra los Falcons.

El entrenador en jefe de los Bears, Lovie Smith, confirmó que Urlacher estará con el equipo en Nueva Orleans y jugará frente a los Saints.

"Es bueno tenerlo de regreso", declaró Smith. "A veces, cuando estás atravesando tiempos difíciles, quieres regresar a tu grupo de apoyo, que es aquí con tus compañeros".

Urlacher no estuvo disponible para declaraciones, pero si ofreció un comunicado oficial en el que confirmó la muerte de su madre en Texas y que su primera prioridad era darle todo el apoyo a la familia, a la vez que pedía que le fuese respetada su privacidad.

Los Falcons, que todavía no han ganado en los últimos cinco partidos disputados, cuatro de pretemporada y el del pasado domingo inaugural de la nueva campaña, tendrán otra difícil prueba cuando reciban en su campo Georgia Dome a los Eagles de Filadelfia que llegan nada menos que con el su ex mariscal de campo Michael Vick convertido en la gran estrella del equipo visitante y de la NFL.

Vick que fue clave en la victoria del pasado domingo de los Eagles por 31-13 ante los Rams de San Luis, dijo que llega a Atlanta con toda la humildad del mundo y sin ningún tipo de revancha sino todo lo contrario de hacer bien su trabajo para que su equipo consiga la segunda victoria de la nueva temporada.

Los Titans en su nueva etapa sin el entrenador en jefe Jeff Fisher, que fue despedido al concluir la pasada temporada, tendrán la prueba de fuego en su campo de los Ravens, que llegan pletóricos de juego y de moral tras el triunfo ante los Steelers que podrán conocer su primer triunfo ante los Seahawks de Seattle.

Los Jets de Nueva Jersey después de la gran remontada que consiguieron ante los Cowboys de Dallas y aliviados porque el mariscal de campo estelar Mark Sánchez no sufre ningún tipo de conmoción cerebral están listos para recibir en su campo del MetLife Stadium.

Sánchez declaró que está bien tras someterse a una prueba para detectar si sufrió una conmoción tras el partido disputado contra los Cowboys y que ganaron por 27-24.

El mariscal méxico americano admitió que se había sometido a varias pruebas médicas para asegurar que estaba bien y el resultado fue completamente satisfactorio.

"Los médicos revisaron mis pruebas de estado basal y las comparó con mi prueba de equilibrio y lo demás", explicó Sánchez, que dijo nunca temió de haber sufrido una conmoción cerebral.

Sánchez completó 26 de sus 44 pases para 335 yardas y dos touchdowns, con una interceptación, en el duelo del pasado domingo.

En otros partidos importantes de la jornada, los Colts de Indianápolis buscaran su primer triunfo sin Peyton Manning tras el desastre del duelo con los Texans de Houston que llegan al Sun Life Stadium de Miami para reivindicar que son un equipo ganador.

Los Patriots de Nueva Inglaterra y Redskins de Washington quieren seguir también por el camino del triunfo ante los Chargers de San Diego y los Cardinals de Arizona, respectivamente.