Varios años de examinar los bosques tropicales montañosos, de iluminar con linternas debajo de las rocas y de escuchar el croar por la noche finalmente dieron sus frutos para un equipo de científicos indios que descubrió 12 especies de ranas hasta ahora desconocidas y otras tres que se suponía extintas.

Es un descubrimiento que los científicos esperan llame la atención sobre los anfibios en la India y su papel para pulsar la salud del ambiente.

A nivel mundial, el 32% de las especies anfibias conocidas están amenazadas de extinción, en gran medida debido a la pérdida de hábitat o a la contaminación, según el grupo Global Wildlife Conservation.

"Las ranas son indicadores extremadamente importantes no solamente del cambio climático sino también de los contaminantes en el ambiente", dijo el biólogo Sathyabhama Das Biju, de la Universidad de Delhi y director del proyecto.

Muchas de las ranas recién halladas en la India son raras y viven sólo en un área, por lo que necesitarán una protección rigurosa de su hábitat, dijo Biju a la Associated Press el sábado. "Lamentablemente en la India la conservación se ha centrado básicamente en los dos animales más carismáticos: el elefante y el tigre. Por los anfibios hay poco interés, poca financiación, y la investigación de las ranas no es fácil".

Las ranas nocturnas son extremadamente difíciles de hallar ya que solamente salen de noche y durante la época de los monzones, viviendo en arroyos de cauce rápido o en terreno forestal húmedo.

Biju afirmó que junto con sus estudiantes investigadores tuvo que sentarse por la noche en bosques húmedos escuchando el croar de las ranas y encendiendo sus linternas debajo de las rocas y en lechos fluviales. Confirmaron las nuevas especies tanto por descripción como por genética.

Las doce nuevas especies incluyen la rana nocturna maulladora, cuyo croar tiene resonancias gatunas; la rana trotadora, única en la que tanto el macho como la hembra empollan los huevos, y la rana nocturna Wayanad, que crece hasta alcanzar el tamaño de una pelota de béisbol o de cricket. "Es como un monstruo en el lecho del bosque, un animal grande para una rana y salta de roca en roca", la describió Baju.

Otras tres especies fueron redescubiertas, incluso la rana nocturna Croog descrita hace 91 años, después que los científicos "habían olvidado completamente estos animales pensando que estaban desaparecidos".

Los descubrimientos, que se publican en la más reciente edición de la revista internacional de taxonomía Zootaxa, eleva a 336 el número de ranas conocidas en la India. Biju calculó que representa la mitad de las existentes.

"Primero debemos descubrir las especies, conocerlas y protegerlas, para poder estudiarlas con vistas a su importancia clínica", afirmó.

A Biju se acredita el descubrimiento de docenas de especies de ranas indias durante su carrera de 35 años.